La crisis migratoria se traslada a España

Las costas de las Islas Canarias se convirtieron en la tercera ruta del Mediterráneo por la que miles de inmigrantes que huyen hacia Europa del Sahara Occidental luego que se destarara recientemente la tensión entre el Frente Polisario y Marruecos.


TENERIFE

Las costas de las Islas Canarias se convirtieron en la tercera ruta del Mediterráneo de los migrantes
A diferencia de la media de 800 llegadas ilegales que la isla española registra por mes, unos 8.000 migrantes atravesaron entre el 15 de octubre y el 15 de noviembre el Mediterráneo y se dirigieron hacia el oeste, en lugar de la isla griega Lesbos o la italiana Lampedusa, indició el medio italiano Corriere della Sera.

El ímpetu de esta nueva afluencia se debe a la tensión entre el Frente Polisario y Marruecos desatada el 13 de noviembre con el primer tiroteo después de 29 años de tregua.

A fines de octubre la tensión se disparó cuando activistas saharauis bloquearon Guerguerat, el principal paso fronterizo que conecta el Sahara Occidental con Mauritania.

Unidades militares marroquíes cruzaron la línea divisoria para romper el bloqueo y levantar un pasillo de seguridad, acción que desencadenó hace casi dos semanas atrás unintercambio de disparos eentre el Ejército marroquí y las fuerzas del Polisario apostadas en esta zona del desierto en la que Marruecos construyó elmuromás largo del mundo con más de2.500 kilómetrosde longitud.

El Frente Polisario es el movimiento de liberación nacional del Sahara Occidental, que controla militarmente la mayor parte de Marruecos y trabaja para acabar con la ocupación de esa excolonia española en pos de conseguir la autodeterminación del pueblo saharaui.

Gran parte de los habitantes autóctonos del Sahara Occidental quedaron bajo dominio marroquí luego que España abandonara la región en 1976 y dejara el 80% en manos de Marruecos, mientras que unos 170.000 saharauíes viven exiliados en los campamentos de refugiados en las arenas de la provincia argelina de Tinduf, según cálculos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

A esta situación se le suman los recientes enfrentamientos del ejército marroquí contra el Frente Polisario para despejar por la fuerza un cruce estratégico para el tráfico de mercancías.

El “muro” marroquí se volvió poroso y los funcionarios de aduanas deben pensar en el problema con los separatistas más que en los “sin papeles”.

De este modo, el flujo de Mauritania, Mali, Senegal a través del Sahara Occidental comenzó a fluir hacia las Islas Canarias, la puerta más cercana a Europa.

Durante octubre y noviembre unos 500 botes pequeños, en su mayoría balsas de madera incapaces de soportar el oleaje cerca de la costa, fueron arrojados al agua. Muchos pasajeros naufragaron a pocos metros de la orilla, pero lo suficientemente hondo como para ahogarse.

La prensa italiana calcula que hasta la fecha, más de 700 personas murieron.

Los españoles de la costa canaria intentaron salvar a los náufragos, pero la política de rescate fracasó de inmediato: los centros de recepción de las islas se están derrumbado y las condiciones de vida empeoran día a día, consignó el diario italiano.

Mientras Madrid teme el “efecto llamada” y que más migrantes lleguen a Canarias, espera que la Unión Europea (UE) tome cartas en el asunto y selle los visados para que los desplazados sean recibidos en los 27 países que integran el bloque en lugar de dejarlos solos en los países fronterizos.

El presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, y su homólogo español, Pedro Sánchez, se reunieron ayer en Palma de Mallorca con el objetivo de despertar la solidaridad del norte europeo.

Ambos mandatarios firmaron un documento conjunto con Malta y Grecia, denominado el eje del Sur, en el que piden a la UE la redistribución de migrantes, los costos de socorro y vigilancia de fronteras y, finalmente, dinero, al menos millones, para ayudar a los países de salida y repatriación.

Comentarios

Leer anterior

Corte programado del Servicio Eléctrico en Funes

Leer siguiente

Newell’s : con el “10” en la tribuna del Coloso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *