El ex jugador de fútbol de NOB Sebastián Cobelli enfrenta al Municipio de Funes

Sábado 16 de Mayo de 2020 · 00:58

Le adeudan al deportista alquileres de locales que además al rescindirle el contrato dejaron en estado de deterioro evidente

Hace unos días Fernanda Vives la señora  de Sebastián Cobelli ex jugador de NOB nos sorprendió publicando en sus redes sociales, una situación que afectaba a su familia; el Municipio de Funes adeuda a su marido el alquiler de 7 locales comerciales desde el año pasado, no le habría renovado el contrato de los mismos y además lo habría intimado judicialmente para que se presente a retirar la llave de los locales, que se encuentran muy deteriorados luego de 10 años de uso Municipal.

Por  este hecho Funes hoy se comunicó con el jugador para que éste explicara la situación. En una videoconferencia exclusiva por Zoom el deportista dejó notar su enojo, “Si, nuestro conflicto con el Municipio de Funes se hizo público por una publicación que hizo Fer a través de sus redes sociales y yo retwiteo, sobre la deuda que tiene el Municipio por el alquiler de unos locales que son de mi propiedad, que hizo construir mi papá con mucho sacrificio, cuando yo estaba jugando al fútbol en el exterior,  yo había alquilado los siete locales al Municipio hace diez años, en la gestión de Tomei y luego continué hasta diciembre del año pasado.

Cuando inicia esta gestión Santacroce, decide no renovar el contrato y eso está a derecho y es su desición, pero al momento en que debe producirse la entrega los locales no se encuentran en las condiciones en que yo los entregué cuando los alquilé, además de registrar un atraso en el pago de los mismos de 6 meses, con lo que eso me perjudica económicamente. Aclaro que soy apolítico y el alquiler fue hecho a radicales, continuó con Cambiemos y seguiría con peronistas, sin miramientos para mí.

Hice llegar a ellos mi reclamo, porque es un monto importante que se atrasa cada vez más y pierdo mucho ya que el año pasado ese dinero tenía un valor y hoy perdió un 75% del poder adquisitivo. El año pasado el dólar estaba a 30, 35 pesos , hoy está a 120, lo hice público, pero acepté recibir las llaves porque de esa plata yo vivo y necesito volver a alquilarlos, va mi nene al colegio y comemos, por eso necesito que estén en buenas condiciones.

Me respondieron con una carta documento. Me parece que no es la manera. Me contestaron que no es una deuda de ellos, yo no lo alquile a una gestión sino al Municipio. Por eso mi reclamo no es a alguien en particular.

Más allá de todo eso en plena Pandemia y Cuarentena el Municipio me envía una carta documento para que busque las llaves de los locales y me intiman que si en 48 horas no las retiro, estaría en mora yo.

Lamentablemente estamos con un sistema de justicia donde el damnificado pasa a ser el malo y se termina perjudicando, porque hoy en plena Pandemia tuve que pagar una escribana para que constate el estado de deterioro de los locales, además tengo que hacer frente económicamente al arreglo de los mismos, en iniciar un juicio para cobrar la deuda y sigo perdiendo dinero. Lamentablemente siento que hay un alto grado de autoritarismo.

Con el Intendente Santacroce, me reuní el 28 de enero, pero solo reconoció la deuda del período de diciembre a esa fecha, desconociendo lo anterior de junio a diciembre, lo cual no corresponde porque hay un contrato durante esa fecha. El aduce una auditoría, pero de que auditoría me estás hablando cuando hay una situación comercial de 10 años y con todo en regla. La autenticidad de mi deuda es clara, si no tenés el comprobante de pago de esos alquileres es porque los debés.

Además tengo todos los reclamos permanentes de esa deuda y la comprobación de los mismos, hasta los chats guardados. Desde la época de Perrone, el Secretario de Hacienda anterior a quién considero un impresentable porque maltrató  a mi señora, fue muy despectivo con una mujer y hasta violento.

Si hay algo que aprendí de esta situación es que es preferible tener desocupados los locales antes que alquilárselos a un político o a una institución gubernamental, porque como la plata no es de ellos y porque están donde están, se creen los dueños de la ciudad, hacen los que quieren. Prefiero alquilárselo a un Drugstore y que vendan 170 millones de caramelos para pagarme el alquiler, incluso por un valor menor pero no renegar y perder de esta forma.

Se manejan con alto grado de autoritarismo e incumplimiento, a mí me dijeron esto no te lo pago y esto sí pero tal día, no me arreglaron el local y no les importó, juegan con la necesidad, porque yo necesito el dinero para hacer frente a mi deuda del colegio, pagar las expensas donde vivo y para la comida.

Nosotros podemos hacer público esto que nos pasa, pero otros no.Sin querer paso a convertirme en la voz de los que no pueden…mi señora y yo tenemos llegada a los medios más fácilmente que otras personas. Me dicen: el año pasado no te quejaste; es mentira tengo todos los reclamos guardados a la anterior gestión y a esta", afirma Cobelli.